sábado, 16 de diciembre de 2017

Próximos Talleres 2018

El Reconocer de tu Sexualidad Sagrada (fase 1 en el camino del Tantra) - León, Gto

Vidas Pasadas, Vidas Simultáneas - Veracruz









Ángel de la Paz




En el silencio encuentro la Paz, en el silencio me encuentro con todo. En ese silencio encuentro al Ángel de la Paz.

Ética

Ética 

En el camino espiritual vamos pasando muchas puertas de transformación, cambios, retos, situaciones en los que vas ganando experiencia, vas recorriendo dentro de tu escalera de energía ascensional. Tu consciencia con cada experiencia se expande, llega a tu campo de energía nuevas frecuencias y con ello sabiduría. 
Y todo ello te lo da el SER, tu maestro interno, ese espacio de ir hacia dentro y conectar con quien eres y estar en ese silencio que permite a tu personalidad volverse transparente. Ahí estás…. Y en ese silencio llega la sabiduría de lo que transmites, tu Alma habla. 

Cuando en tu camino no integras el conocimiento que se te está transmitiendo, no lo vives, no lo experimentas, este conocimiento se transgiversa y se vuelve como el teléfono descompuesto. Quieres transmitir algo de lo cual no hay una experiencia integrada, entonces se pierde esa energía. No está más. 

La palabra es energía, y si esa palabra lleva una frecuencia de información elevada, así llega a los corazones y al campo de las personas. Esa energía es única, no se repite. Es un sello personal. Lo mismo sucede con cada persona que transmite a través de la palabra y su propia energía te está transmitiendo algo que va más allá del significado de lo que se dice. 

El instructor cuando da una semilla a sus alumnos ellos dejan que esa semilla vaya creciendo y floreciendo en su interior hasta que se forma un gran árbol que comienza a dar frutos y semillas. Está ávido de compartir y lo hace, está preparado. Pero cuando esa semilla está todavía en proceso, la semilla de conocimiento, debe de haber paciencia para dejar que crezca, y después compartir. 

Hay personas que solo necesitan activar dentro de sí la memoria y aun así se dan el tiempo de digerir esa energía que comienza a quitar los velos puestos encima, comienza a descubrir lo que su alma ya guardaba en su interior, riquezas y atributos que en su justo momento se develan para dar y compartir. En este camino hay que ser claro, directo y guardián del conocimiento. 

Cada vez que recibas algo se respetuoso con esa información, si no te resuena, está bien, no es para ti, pero si sí, deja que esa joya vaya nutriéndose en tu interior. Ahí está la ética, cuando saber compartir desde ese punto con amor. Honestidad, impecabilidad, amor en lo que se transmite, hay miles de caminos y todos son respetables. 

Lunara. :)